THE CURE - CAMINOS PARALELOS

Caminos paralelos

Las bandas de rock surcaron el tiempo a la par. Fueron muchas, se superpusieron, evolucionaron; a veces en soledad, a veces oyéndose unos a otros; copiándose si alguien hacía algo genial, inspirándose en algo para hacer otra cosa mejor. Y unos pocos tenían ideas innovadoras, ideas que ni ellos mismos sabían de donde salían.

Caminos paralelos será una serie de biografías de bandas de rock en las cuales no habrá casi nada de las vidas personales de sus integrantes, y sí casi todo de las canciones y los sonidos que nos dejaron. Desmigajando cada disco y en muchos casos cada tema.

(Los 48 temas incluidos en esta página demoran unos 30 segundos en cargarse. Paciencia. Vale la pena.)


THE CURE


Albums de estudio: 14
En activo: 1978 - ¿Actual?



1°parte: 1978-1984


the cure 1979
the cure 1979
the cure 1979
Click en la imagen para ampliar

Uno de esos iluminados que nos dejaron música realmente innovadora fue Robert Smith. Formó una banda como tantas, con pocas pretensiones. Ni siquiera aspiraba a cantar e intentó contar con un cantante sin conseguirlo. Al final optó por hacer lo suyo, lo que le salía, con los elementos que tenía, y con sus amigos. Evolucionó, y logró el milagro.


1979. THREE IMAGINARY BOYS

three-imaginary-boys
three-imaginary-boys
three-imaginary-boys
Click en la imagen para ampliar

Three imaginary boys es ante todo minimalista, de sonido claro, nítido, en donde no molesta oír una batería de calidad dudosa y platos chillones, porque está ejecutada con precisión. Como otros primeros LPs de tantas otras bandas, fue ensamblado con canciones compuestas a lo largo de cuatro o cinco años, lo que le da un aire heterogéneo aunque sin perder la cohesión.

El bajo de Michael Dempsey en la mayoría de los casos aporta la melodía principal del tema lo que lo delata como compositor. Robert Smith hace sus primeras experimentaciones en la guitarra y canta imitando a los cantantes que había oído en los últimos años en algunos temas y develando su verdadera personalidad en otros.

Three imaginary boys es un disco atemporal, mucho más que escuchable cuarenta años después. Los doce temas originales pasan rápido, sin llegar a sufrir la tentación de saltear ninguno. Tiene la magia de los primeros LPs de las buenas bandas, esa magia que luego entre giras y fama por lo general sólo llega a cuentagotas.

 

10:15 SATURDAY NIGHT

Tema introspectivo, original, con una larga introducción y un sorprendente solo de bajo al final. Llama la atención que haya sido elegido como primer tema del disco.

 

ACCURACY

Uno de los tantos temas del disco en donde en bajo lleva las riendas de la canción.

 

GRINDING HALT

Una canción más rápida de composición simple, adolescente, casi infantil, seguramente compuesta años antes de la grabación del disco. De nuevo el bajo al frente con un mini solo en medio del tema donde aparece el chorus como efecto, casi una novedad para ese año.

 

ANOTHER DAY

Uno de las mejores composiciones del disco en donde más ensamblan bajo y guitarra. Y uno de los pocos temas en donde hay grabadas dos líneas de guitarra y ambas son excepcionales. Junto con Three imaginary boys son los dos temas que mejor anticipan el futuro universo de The Cure.

 

OBJECT

 

FIRE IN CAIRO

Tema que también llevaba varios años de historia antes de ser grabado. La estrofa anticipa un hit que no termina de despegar en el estribillo. Un tema que podría haber sido explotado mucho más si no hubiera sido grabado con un sonido tan sencillo.

 

THREE IMAGINARY BOYS

A mi juicio el mejor tema del disco. Tal es así que se podría ponerlo en cualquier otro disco de The Cure y destacar en cualquiera de ellos. El bajo de Dempsey marca la melodía principal del tema que es repetitiva pero no cansa, y la interpretación oscura de la voz de Robert Smith se despliega con todo su esplendor.

 

JUMPING SOMEONE ELSE'S TRAIN

Single incluido en la versión del LP editado en Estados Unidos.

 

 

1980. SEVENTEEN SECONDS

seventeen-seconds
seventeen-seconds
seventeen-seconds
Click en la imagen para ampliar

Con Seventeen seconds empieza The Cure, en el sentido de que las composiciones y el sonido adquieren el estilo propio que caracterizará a la banda a lo largo de su trayectoria. Lanzado en 1980 es uno de los primeros discos de estilo dark o gótico que vieron la luz. De sonido sugerente, hipnótico, con uso masivo de efectos: chorus, flanger y delay en guitarras, bajo y voces. Es el más inspirado, más prolijo, y mejor grabado, de los cuatro primeros discos de The Cure.

A pesar de no estar reconocido oficialmente, si prestamos atención comprobaremos que el álbum está grabado con caja de ritmos, y no fue por cuestiones estilísticas sino por simple ausencia de baterista. El sonido monótono de la batería electrónica contribuyó sin intención a la impronta oscura de la de la banda.

Se incorpora Simon Gallup en el bajo con un estilo más complementario con el de Smith. Las líneas de bajo son menos elaboradas que las de Dempsey, pero contundentes y mantienen al instrumento como protagonista de la banda.

El tema que cierra el disco dice: “diecisiete segundos una medida de vida”, y es cierto, en el sentido de que los diez temas del disco son casi perfectos, cada uno dura lo que tiene que durar, no falta ni sobra nada, todo está en su justa medida, algo muy difícil de lograr y que no se repetiría en los siguientes discos de la banda.

Los segundos discos no suelen ser los mejores de las bandas, pero Seventeen seconds es decididamente la excepción.


PLAY FOR TODAY

La guitarra empieza creando un sutil clima con armónicos, y después nos sumergimos de lleno en The Cure

 

SECRETS

Dos líneas de guitarra jugando con distintos sonidos. El bajo se hace esperar pero entra con fuerza en el momento justo. Luego un solo de guitarra acústica. Piano. Dos voces. Lento y susurrado. Esto es The Cure.

 

IN YOUR HOUSE

Dos líneas de guitarra con chorus profundo jugando con efectos stereo. Un teclado minimalista y sugestivo. Bajo poderoso. Efectos con flanger intercalados. Voz y letra magistrales. Una obra maestra.

 

A FOREST

En A forest, The Cure le enseñó al resto como usar el flanger. En este caso está aplicado a dos líneas de guitarra que tocan lo mismo con distinto sonido pero separadas en stereo. Un tema de considerable longitud que repite y repite la misma secuencia y que sin embargo no se puede dejar de oír hasta el final.

 

M

Tema de estructura más tradicional, pero contundente y con el bajo al frente.

 

AT NIGHT

Oscuro, con nuevas melodías luego oídas en posteriores discos de la banda. Primero entra el bajo con distorsión, luego la guitarra y al final el teclado desplegando por primera vez melodías más elaboradas. Luego el bajo remata el tema con una distorsión profunda. Teclado, bajo, y guitarra entrelazan tres melodías distintas.

 

SEVENTEEN SECONDS

The Cure nos acostumbrará a cerrar los discos con temas en los que en su letra estará incluido el concepto del disco.

 

 

1981. FAITH

faith
faith
faith
Click en la imagen para ampliar

Faith es el segundo paso en el descenso a la oscuridad, cuyo paso final será el siguiente LP, Pornography. De las atmósferas sugestivas de Seventeen seconds pasamos a atmósferas opresivas, aplastantes. Los efectos en los instrumentos son llevados al extremo, y las melodías de las voces se vuelven monocordes. La batería da un pequeño paso evolutivo respecto del LP anterior, aunque es poco inexplicable el bajo volumen del hi hat y la inexistencia de platillos. A Faith le alcanzan sus escasos 8 temas para transmitirnos su mensaje con claridad.


THE HOLY HOUR

The holy hour se arrastra lento con el chorus del bajo llevado al límite. Las guitarras y la voz aumentan la cámara hasta sonar como dentro de una catedral.

 

PRIMARY

El tema más oído del LP. Es una especie de versión de A Forest con el efecto del flanger más exagerado y con menos melodía.

 

OTHER VOICES

Interesante y rítmica melodía del bajo. A los efectos de la voz se suma el delay.

 

ALL CATS ARE GREY

Tema atmosférico con una larga intro que llega casi a la mitad del tema en donde la batería aporta creatividad

 

THE FUNERAL PARTY

Trabajo más elaborado en los teclados que son acompañados por el bajo. La sonoridad del tema es novedosa al principio, pero el tempo tan lento hace trabajoso oírlo entero.

 

THE DROWNING MAN

Impresionante atmósfera creada entre tres líneas de guitarra, el bajo, el teclado simulando gritos lejanos y la batería usando elementos extra de percusión. Voces simulan contestarse unas a otras. Uso intensivo de la estereofonía. El mejor tema del disco, lejos.

 

FAITH

La voz hace su mejor interpretación, en la letra está el concepto del disco.

 

 

CHARLOTTE SOMETIMES

En la época de Faith también se editó un single que luego, a lo largo de los años, se convirtió en un clásico en los recitales . Charlotte sometimes tiene una melodía más elaborada e interesante que cualquiera de los temas de Faith y es precursora de melodías de épocas posteriores de The Cure. A pesar de los excesos en los efectos de la voz, que la opacan, y la deficiente grabación de la batería electrónica, la espectacular base de bajo y la melodía de la voz hicieron que este tema mereciera un lugar destacado en el posterior álbum en vivo Concert.

 

 

1982. PORNOGRAPHY

pornography
pornography
pornography
Click en la imagen para ampliar

Pornography es exactamente eso. Pornográfico, explícito, sin medias tintas, sin suavizante, sin filtros, es una evolución hacia lo entreverado, un ensayo de hasta donde se puede bajar al abismo sin perecer en el intento.

Después de una dudosa batería acústica en Faith, vuelve la batería electrónica, esta vez sin esconder lo que es. El sonido es más complejo: más teclados, más delays puestos hasta en la batería. La guitarra aumenta la distorsión y el bajo aumenta el sonido agudo y percusivo al tiempo que pierde la melodía.

Los 8 temas de Pornography serán más que suficientes para convencernos de que no queremos volver a escucharlo, el menos hasta que hayamos descansado un buen rato, pero al mismo tiempo no tendremos dudas de que acabamos de escuchar uno de los LPs más trascendentes de nuestras vidas.


ONE HUNDRED YEARS

La guitarra llora, la batería golpea duro, el bajo chilla, el teclado lastima. De otra manera no se puede explicar. Hay que oírlo.

 

A SHORT TERM EFFECT

Otra demostración de los efectos de la guitarra llevados al extremo. Robert Smith evoluciona el estilo de la voz hasta asemejarlo a discos posteriores.

 

THE HANGING GARDEN

Novedoso. Frenética base de bajo estilo tecno con la batería acompañándolo. El flanger supera a la guitarra que le da vida, mientras el Robert Smith más puro se despliega alrededor. Sería el mejor tema de Pornography si tal cosa existiera.

 

SIAMESE TWINS

Un remanso. Una guitarra casi dulce, unos acordes casi amables nos dan alguna esperanza, aunque la voz nos avisa de que es sólo un espejismo.

 

THE FIGURAHEAD

Arranca el bajo con chorus y reverb al máximo. La voz surge nítida y suplica durante más de 6 minutos. “Nunca estaré limpio otra vez”, nos dice.

 

A STRANGE DAY

El teclado nos sumerge en el día extraño y la guitarra lo dibuja punteando con distorsión en medio de una de las mejores interpretaciones de la voz. Uno de los temas más representativos del disco.

 

COLD

¿Rock gótico? No... COLD. Sin guitarras, sin bajo. Sólo batería y sintetizadores.

 

PORNOGRAPHY

La despedida es intensa, dura, distorsionada. O nos dejamos sumergir en el caos o tocamos el stop, cada uno decide.

 

 

1983. JAPANESE WHISPERS

japanese-whispers
japanese-whispers
japanese-whispers
Click en la imagen para ampliar

Japanese whispers es un giro de 720° grados respecto a lo anterior. Como si toda la oscuridad de The cure se hubiera descargado en Pornography y ya no quedara nada. O, desde otro punto de vista, quizás la oscuridad aún estaba ahí, sólo que ya no era necesario hacerla explícita. El disco gana en elementos electrónicos, los teclados cumplen con un rol más protagónico, la batería aumenta de calidad, y el nuevo bajista redondea un trabajo soberbio. Con todo eso se consigue un disco pop, capaz de vender como no lo había hecho ningún otro disco de The Cure hasta la fecha. La producción y la calidad sonora son de un nivel muy superior a los discos anteriores, hasta el punto de que Tolhurst parece otro tecladista. Lo único que continúa en la misma línea es la voz de Smith pero en un entorno completamente distinto. Hay que tener en cuenta que Japanese Whispers no fue concebido originalmente como LP, sino que está compuesto por singles, más las caras b, más dos temas adicionales.

Si alguien sospecha que Japanese Whispers no fue creado, pensado, ni ejecutado por Robert Smith, si no por algún productor con la intención de que la creatividad de Smith pudiera ser oída por las grandes masas, seguramente estará en lo cierto. Gracias a él le damos.


LET'S GO TO BED

Como otros temas del disco no hay guitarras. Los teclados junto con un bajo de sonido electrónico y lleno de slaps acaparan el centro del sonido. Smith demuestra que puede cantar en otro estilo sin perder la personalidad. El tema suena redondo, 100%.

 

THE DREAM

Cara B de Let´s go to bed, anticipa un poco el estilo compositivo de The Top, tampoco tiene guitarras.

 

JUST ONE KISS

Reaparecen las guitarras con delay. Batería de bombo repetitivo estilo Pornography, aunque el tema no llega a ese nivel de oscuridad.

 

THE UPSTAIRS ROOM

En The upstairs room las guitarras adoptan el nuevo estilo, encontrándose con los teclados y la ejecución más pop del bajo. Tanto en este tema como en el resto de los temas del disco, los instrumentos ensamblan de manera casi perfecta, lo que habla de un gran trabajo de producción.

 

THE WALK

Batería, bajo y teclados son producidos de manera electrónica. No hay guitarras, ni ningún instrumento acústico, y sin embargo el tema encaja con el estilo de la voz de Smith. The walk cierra con un estribillo magnético que perduró en los shows de The Cure a lo largo del tiempo.

 

LAMENT

Un tema más oscuro que podría haber estado tanto en Pornography como en The Top. Tiene una ejecución mucho más acústica que el resto de los temas del disco. Aunque persiste la batería electrónica, hay guitarras y bajo. Desentona tanto en estilo como en sonido con el resto del LP pero vale la pena oírlo.

 

THE LOVECATS

Uno de los temas más lúcidos y creativos de toda la trayectoria de The Cure. Al frente van un contrabajo y el piano. Acompaña una batería bien ensamblada y arreglos de teclados. La guitarra sólo hace breves apariciones, y el bajo cierra el tema con una escala genial.

 

 

1984. THE TOP

japanese-whispers
the-top
the-top
Click en la imagen para ampliar

Era lógico que después de la experiencia de Japanese Whispers, Robert Smith quisiera volver a lo suyo. Pero también era natural plasmar lo aprendido tanto en la producción de los singles de Japanese Whispers como en el paso por Siouxie and the Banshees. Todo eso se conjura en The Top hasta convertirlo en el que probablemente o seguramente sea el mejor disco de The Cure, más allá de otros que tienen más hits.

The Top es pop, The Top es oscuro, The Top es psicodélico, pero The Top es ante todo el mejor The Cure, el más completo.

En The Top lo más importante no son los temas sino el disco entero. Las canciones están colocadas de tal forma que contrastan entre ellas en la medida justa. Si The Cure fueran los Beatles, The Top sería Sgt. Pepper.

Shake dog shake nos mete de lleno en el abismo y Bird mad girl nos levanta hasta el filo de la cornisa. Wailing wall nos deja en un pantano del que nos saca Give me it, que nos pone a correr y a gritar, hasta que Dressing up nos deja flotando en aguas templadas. De la misma forma nos siguen llevando el resto de los temas hasta el final. Oírlo es mejor que entenderlo. En el sonido se usan todos los recursos usados en los cinco discos anteriores de The Cure, combinados y en su justa medida.


SHAKE DOG SHAKE

 

BIRD MAD GIRL

 

WAILING WALL

 

GIVE ME IT

 

DRESSING UP

 

THE CATERPILLAR

 

PIGGY IN THE MIRROR

 

THE EMPTY WORLD

 

BANANAFISHBONES

 

THE TOP

 



Fernando Fontenla Felipetti - 13 de Enero de 2021