El ÚLTIMO EXOCET Y EL HMS INVINCIBLE (1)

El ÚLTIMO EXOCET Y EL HMS INVINCIBLE (3)


Etiquetas
Guerra de Malvinas, Dassault-Breguet Super Étendard, Exocet, HMS Sheffield, 4 de Mayo de 1982, Atlantic Conveyor, 25 de Mayo de 1982, HMS Invincible, 30 de Mayo de 1982, Armada Argentina, Fuérza Aérea Argentina, Royal Navy.


El HMS Invincible en el atlántico sur
El HMS Invincible en el atlántico sur
El HMS Invincible en el atlántico sur
El HMS Invincible en el atlántico sur
Click en las imágenes para ampliar

30 DE MAYO DE 1982. ¿INVINCIBLE?

Por parte de los argentinos, después de las exitosas operaciones del 4 y el 25 de Mayo, quedaba una última oportunidad de ataque con EXOCET. A pesar de quedar un solo misil disponible se decidió hacer volar también un segundo SUPER ETENDARD como apoyo de radar. Se planificó volver a cambiar la dirección del ataque y esta vez hacerlo desde el sur. Pero algo inesperado ocurrió. La Fuerza Aérea Argentina pensó que para reforzar el efecto del ataque podría hacer volar aviones propios equipados con bombas detrás de la estela del misil lanzado por los aviones navales. De esta forma, al atacar a un buque ya dañado por el impacto del misil, este podía estar más indefenso.

La elección de los aviones de la Fuerza Aérea recayó sobre los DOUGLAS A4C SKYHAWK por su capacidad de reabastecimiento y autonomía de oxigeno. Para poder atacar desde el sur era necesario cubrir una gran distancia y el reabastecimiento debía ser doble, a la ida y a la vuelta. Reabastecer dos veces seis aviones implicaba una tarea compleja que podía presentar fallas, pero que era la única manera de lograrlo si se pretendía alcanzar el objetivo desde esa dirección.

El Super Etendard A202 que portaba el misil reabasteciendo.
Destrás un Hércules con las mangueras extendidas y tres SKYHAWKS.

Click en la imagen para ampliar

Los dos SUPER ETENDARD y los cuatro DOUGLAS A4C despegaron de Río Grande y volaron hacia el este hasta encontrarse con los re abastecedores KC-130. Uno de los KC-130 les correspondía los SUE y el otro a los A4C. Durante 300 kilómetros los KC-130 acompañaron a los aviones de caza mientras estos se turnaban en las mangueras. Luego de completado el reabastecimiento los seis aviones continuaron hacia el este hasta un punto en donde estaba pre establecido el giro hacia el norte. Una vez en el rumbo final, continuaron avanzando hasta que los SUE estimaron estar a 30 millas de los objetivos. En ese punto los SUE se elevaron para captar los objetivos en sus radares, pero al no obtener contactos volvieron a descender. A 24 millas se elevaron de nuevo, eligieron un objetivo, y el avión que portaba el último EXOCET lo lanzó.

Diagrama del ataque al porta aviones HMS Invincible
Diagrama del ataque al porta aviones HMS Invincible
Diagrama del ataque al porta aviones HMS Invincible

–Veinte millas al frente –fue la indicación que recibieron los pilotos de A4 de parte de los SUE.

Según el relato de los pilotos argentinos, los 4 SKYHAWK se lanzaron a máxima velocidad detrás de la estela del misil. Poco a poco la estela del misil comenzó a perderse. Cuando estaban a 5 millas estimadas del blanco, el A4 que estaba más hacia la izquierda explotó. Fue el del primer teniente Daniel Vázquez. Entonces los pilotos restantes empezaron a ver la silueta de un barco casi justo delante de ellos. A medida que se acercaban, empezaron a ver que del barco brotaban columnas de humo a ambos lados. Cuando se encontraban a sólo 1 milla del objetivo, el avión que en ese momento se encontraba más a la izquierda también explotó. En este caso fue el del primer teniente Jesús Castillo. Los dos SKYHAWK restantes, pilotados por el primer teniente Ernesto Ureta y por el alférez Gerardo Isaac, continuaron el vuelo hasta llegar al buque en dónde lanzaron sus bombas. Ureta estima haber dado en el blanco, Issac no, pero logró disparar sus cañones impactando en la superestructura. Después de hacer el escape Ureta giró y vio el barco envuelto en humo. Según el testimonio de ambos la unidad atacada era el HMS INVINCIBLE.

El resultado de este ataque fue un INVINCIBLE impecable entrando a puerto tres meses y medio después.

La versión británica dice en primer lugar que ningún misil llegó al INVINCIBLE. Ellos no saben que fue del EXOCET, que en este caso misteriosamente no fue trackeado por ningún buque. Sí llegaron a detectar los radares AGAVE de los SUPER ETENDARD en los sistemas MAE de varios barcos, y los A4 en los radares 965, pero su número era confuso. Algunos veían dos, otros tres aviones. En la fragata AVENGER aseguraron que el ataque fue sobre ellos y que derribaron un A4.

Parece que sólo en el EXETER tuvieron claro lo que pasaba. Lograron enganchar a los SKYHAWK en su radar de tiro 909 en dos oportunidades consecutivas, lanzando dos misiles SEA DART y logrando sendos derribos.

El buque atacado ese día se encontraba a unas 50 millas náuticas al SE del punto del ataque al ATLANTIC CONVEYOR. Podemos pensar que los británicos decidieron alejar aún más los portaaviones hacia el este hasta una distancia que creían límite como para poder recibir un ataque con EXOCET, incluso con reabastecimiento. Y lo hicieron a pesar de que hacía disminuir el tiempo de permanencia sobre las islas de las packs de Harriers.

Posiciones comparativas de los tres ataques con EXOCET
Posiciones comparativas de los tres ataques con EXOCET
Posiciones comparativas de los tres ataques con EXOCET
Posiciones comparativas de los tres ataques con EXOCET
Click en la imagen para ampliar

En esos días había surgido entre los oficiales de inteligencia la hipótesis de que el ataque al ATLANTIC CONVEYOR recibido desde el NO podría haber partido de Puerto Deseado. Esta podría ser la causa de que además de llevar la flota hacia el este, también la hayan desplazado más al sur.

¿Qué otra cosa pudieron haber hecho los británicos además de alejar la flota de la amenaza?

Antes que nada es necesario destacar que el día 25 de Mayo además de haber perdido al ATLANTIC CONVEYOR también se había perdido el COVENTRY. Entonces la flota se quedó con un sólo buque tipo 42 totalmente operativo, el EXETER. Sin embargo al día siguiente, 26 de Mayo, arribaron al área de conflicto otro destructor tipo 42, el HMS CARDIFF, y un destructor tipo 82, el HMS BRISTOL, que también disponía del sistema SEA DART. Ese mismo día el averiado GLASGOW partió de regreso a las islas británicas. Según versiones británicas el BRISTOL tenía problemas con el SEA DART como también los tenía el INVINCIBLE después de haber lanzado los 6 misiles del 25 de Mayo.

Los buques tipo 42 que estuvieron el día 30 de Mayo en el primer perímetro de defensa de la flota fueron: el EXETER, a 10 millas náuticas hacia el oeste (rumbo 270°), y el CARDIFF a las mismas 10 millas en el rumbo 330°. La ubicación de estos dos buques demuestra que el eje de la amenaza esperado era de 300°, lo que prácticamente confirma la hipótesis de que esperaban un ataque con partida probable en Puerto Deseado. Luego del ataque al Atlantic Conveyor se había tomado la medida de ajustar la distancia de este primer perímetro de defensa a sólo 10 millas náuticas del núcleo de la flota, ya que resultaba ser la única manera de cubrir con los envolventes de los SEA DART a los buques del núcleo cuando los ataques se realizaban en rasante. Sin embargo quedaban dudan acerca de la capacidad del SEA DART para neutralizar la amenaza de los EXOCET. Hasta ese momento los EXOCET sólo se habían detenido después de haber impactado en algún buque. Poniéndonos en el lugar de Woodward a todos se nos hubiera ocurrido que no quedaba otra alternativa que proteger los imprescindibles portaaviones colocando un buque de menor valor en el camino entre estos y el misil, y en lo posible que no fuera un buque tan valioso como lo había sido el ATLANTIC CONVEYOR. Woodward debe haberse asegurado de que cada portaaviones tuviera a partir de ese momento un goalkeeper listo a posicionarse del lado de la amenaza en el instante en que desde uno de los dos tipo 42 gritaran AGAVE, CONDOR, HANDBRAKE o como sea que fuera el apelativo de los SUE ese día.


EL ANÁLISIS

Existen multitud de artículos publicados en internet acerca del resultado del ataque del 30 de mayo de 1982. Los hay desde los que niegan que el ataque haya llegado hasta el INVINCIBLE hasta los que proclaman su hundimiento, pasando por todo tipo de daños intermedios: daños leves con el misil y las bombas errando o no explotando, daños graves dejando el barco fuera de combate, sin propulsión, incendiado, etc.

La primera conclusión lógica a la que se puede arribar es que la divergencia de opiniones demuestra no existe ningún tipo de dato o prueba que valide los posibles daños que pudo haber tenido el buque durante el ataque.

Existen cuatro tipos de hipótesis en cuanto al resultado del ataque, más una hipótesis del autor expuesta en último lugar:

1. Versión británica: No hubo ataque al INVINCIBLE. La corrida final del ataque se realizó sobre la fragata AVENGER.

2. Sin daños: A pesar de haber realizado el ataque sobre el INVINCIBLE este no resultó dañado.

3. Daños leves: Los daños fueron leves y reparados en los días subsiguientes o después del 15 de Junio cuando terminó la guerra. El incendio provocado por el EXOCET fue controlado y las bombas no explotaron.

4. Daños graves / Hundimiento: Los daños fueron de tal gravedad que provocaron el hundimiento del buque, o no provocaron el hundimiento pero al ser imposibles de reparar sin ser mostrados al público se decidió el hundimiento intencional para ocultar los hechos.

5. Hipótesis del autor en donde todos dicen la verdad: En esta hipótesis se unen todos los documentos y relatos utilizados en el presente trabajo sin descalificar ninguno.


1) Versión británica

Parte de la versión británica es rebatida de forma incuestionable en el trabajo “30 DE MAYO DE 1982. ¿INVINCIBLE o AVENGER?” realizado por quién durante la guerra fuera el responsable de la operación del radar de la Fuerza Aérea Argentina en Malvinas, el entonces Mayor Miguel Ángel Silva. Mediante el análisis de los datos en un simulador militar, Silva nos demuestra que no pudo ser la fragata AVENGER el buque atacado.

Tomando como referencia las posiciones relativas de la AVENGER, el EXETER, y el INVINCIBLE y la envolvente letal de los misiles SEA DART que portaba la EXETER, Silva nos demuestra que resulta materialmente imposible que el EXETER haya derribado dos SKYHAWK antes de que estos llegaran a la AVENGER.

La AVENGER se encontraba según relatos británicos a 10 millas náuticas al sur del EXETER. Al llegar el ataque desde el sur a una altitud de 10 metros los aviones recién habrían entrado en el campo de detección de la EXETER a unas 15 millas y a sólo 5 millas de la AVENGER. En estas condiciones hubiera sido imposible para el sistema SEA DART, enganchar el objetivo, calcular la trayectoria, lanzar el misil y alcanzar el objetivo antes de que este llegara a la AVENGER. Todo esto está desarrollado de forma detallada en el trabajo de Miguel Ángel Silva que se encuentra disponible en el siguiente enlace: http://www.radarmalvinas.com.ar/descargas/avenger-invincible.pdf

En el mismo trabajo también podremos ver que sí podrían haber sido derribados los 2 SKYHAWKS por la EXETER si estos hubieran atacado a algún buque que se encontrara en el núcleo de la flota. Su posición perpendicular al ataque 10 millas hacia el oeste le hubiera permitido ejecutar el proceso del sistema SEA DART dos veces para derribar al primer SKYHAWK a 5 millas del buque atacado y al segundo a 1 milla, en coincidencia con el relato de los pilotos argentinos.

En síntesis, en la primera parte del trabajo de Silva se demuestra que no pudo ser la AVENGER el buque atacado. En cambio, sí podría haber sido cualquier buque que se encontrara en el núcleo de la flota, entre ellos el INVINCIBLE.

En la segunda parte del trabajo se comparan las bitácoras del AVENGER y del INVINCIBLE, ambas desclasificadas en 2012, con lo visto por los operadores del radar de Puerto Argentino. Si bien se operaba un radar aéreo que no podía detectar las posiciones de los buques, sí se podía detectar las posiciones de los aviones una vez que alcanzaban cierta altura luego de despegar de los portaaviones. A partir de las posiciones en donde aparecían y desaparecían las aeronaves se podía deducir cuál era la ubicación aproximada de los portaaviones.

Al estudiar la bitácora del INVINCIBLE surgen inconsistencias. Por ejemplo, si se toma como referencia la posición al inicio de la jornada (09:00hs) y se van aplicando los movimientos realizados, el resultado no coincide con la posición declarada al final de la jornada (17:00hs). Tampoco coincide la ubicación del buque respecto de la posición estimada por los operadores del radar de Puerto Argentino.

La bitácora de la AVENGER no presenta este problema y además su posición sí coincide con lo observado por los operadores del radar, teniendo en cuenta que la posición de la AVENGER, según las declaraciones británicas, era de 10 millas al sur del EXETER, y este a su vez estaba a otras 10 millas del INVINCIBLE hacia el oeste.

Las inconsistencias en la bitácora del INVINCIBLE hacen pensar en dos opciones: Que pueda contener errores o que directamente esté adulterada. Por otra parte la coincidencia de lo observado por los operadores del radar con la bitácora de la AVENGER le dan a esta última una mayor credibilidad. Además hay un tercer elemento coincidente que es la trayectoria del ataque contenida en la orden fragmentaria de la Fuerza Aérea Argentina. En ella dice que el punto de inicio de la corrida final del ataque fue 55°00’S 53°30’W. Luego los pilotos refieren que la dirección del ataque fue 345°/350°. Tomando en cuenta estos datos, la trayectoria de los aviones coincide tanto con lo observado por los operadores del radar como con la bitácora de la AVENGER.

30 de Mayo. Trayectoria de los aviones argentinos y de los SEA DARTS disparados por la EXETER
30 de Mayo. Trayectoria de los aviones argentinos y de los SEA DARTS disparados por la EXETER
30 de Mayo. Trayectoria de los aviones argentinos y de los SEA DARTS disparados por la EXETER
30 de Mayo. Trayectoria de los aviones argentinos
y de los SEA DARTS disparados por la EXETER

Click en la imagen para ampliar

La conclusión de esta segunda parte del trabajo “30 DE MAYO DE 1982 ¿INVINCIBLE o AVENGER?” es la coincidencia de la dirección de la corrida del ataque con la posición estimada del INVINCIBLE, tanto de acuerdo a la bitácora de la AVENGER como a lo observado por los operadores del radar. No es posible determinar que el INVINCIBLE haya sido el buque atacado porque también podría haber sido otro buque que estuviera en el núcleo de la flota. Sin embargo su posición al sur de la flota, mencionada en varios relatos británicos, hace que tenga altas probabilidades de haber sido el blanco atacado.


2) Sin daños

En el punto anterior hemos visto que existe un importante grado de certeza de que el ataque se halla dirigido al núcleo de la flota. También se sabe que el EXETER derribó 2 SKYHAWKS, uno a 5 millas del buque atacado y otro a 1 milla del mismo. ¿Qué pudo haber pasado a partir de allí para que el INVINCIBLE haya salido indemne?

Luego del lanzamiento del misil, los pilotos de los A4 se lanzaron a toda velocidad detrás de su estela. El misil viajaba a mayor velocidad que los aviones por lo que su estela debe haber ido perdiéndose de vista. Lo que pudo haber sucedido es que el misil no haya impactado en ningún barco, ya sea por falla, o por haber agotado su combustible sin encontrar un blanco. En este caso los pilotos de los A4 se hubieran encontrado sin guía. Luego se produjeron los derribos de sus compañeros, y al final al llegar al sitio donde debería estar el buque, no encontraron nada y emprendieron el regreso. Esta hipótesis tiene el doloroso problema de que para ser cierta los pilotos argentinos tendrían que habernos mentido. Y no sería una mentira sin más, porque a día de hoy con cerca de 70 años de edad, continúan repitiendo la misma historia a quién quiera oírla. En general el mentiroso si bien nunca reconoce haber mentido, al menos se llama a un vergonzoso silencio. Por esa razón nos atrevemos a decir que la posibilidad que ellos aún nos continúen mintiendo es realmente baja.


3) Daños leves

Esta hipótesis es hoy por hoy la más aceptada entre los veteranos de guerra argentinos. El día 15 de Junio, ya finalizada la guerra, el INVINCIBLE se alejó de las islas. Según versiones británicas se desplazó hasta el paralelo 23° (lateral Río de Janeiro) para reemplazar una sus turbinas Rolls Royce Olympus que estaba averiada. El cambio de turbina se realizó en alta mar, proceso que no se había realizado antes ni se realizó después porque carece de sentido hacerlo en esas condiciones cuando se puede hacer con mucha más comodidad en un puerto. El barco volvió a aparecer en Puerto Argentino el día 3 de Julio.

Estos 18 días se podrían haber utilizado para reparar los daños sufridos en el ataque del 30 de mayo. Para que esta hipótesis funcione los daños deberían haber sido leves. Las bombas no tendrían que haber explotado y el misil EXOCET tendría que haber producido unos daños contenidos, más al estilo de los sufridos por el GLAMORGAN en el ataque con EXOCET desde tierra del día 12 de Junio.


4) Daños graves / Hundimiento

Parece poco probable que un barco del tamaño del INVINCIBLE haya resultado hundido por el impacto de un misil y algunas bombas. Sin embargo tenemos que recordar que el ATLANTIC CONVEYOR tenía un porte similar al INVINCIBLE y sí se hundió ante el impacto de los EXOCET. Aunque en este caso también colaboró la explosión del material bélico que transportaba.

Tampoco se puede minimizar la acción de las bombas teniendo en cuenta el resultado que dieron en el caso del COVENTRY, y de los SIR TRISTAN y SIR GALAHAD. También es cierto que muchas de las bombas lanzadas por los aviones argentinos no explotaron, pero sí lo hicieron la mayoría de las que fueron lanzadas a partir del día 25 de Mayo.

Aunque previsiblemente el barco no hubiera resultado hundido, podemos pensar que unos daños graves, vistosos y no reparables, podrían no haber resultado admisibles de cara a la opinión pública británica. Más aún teniendo en cuenta que esa nave tenía dos gemelos en construcción que iban a ser la base de los medios aéreos embarcados de Gran Bretaña en la siguiente década.

Un portaaviones siempre es un buque icónico dentro de una flota y más si se trata del buque insignia, y más aún si su nombre es INVINCIBLE. Un nombre peligroso a nuestro entender y que no elegiríamos para un buque propio. Suena un poco como TITANIC, inundible, invencible, un nombre demasiado pretencioso. ¿Qué haríamos nosotros si en nuestra flota nos vencieran al invencible? ¿No estaríamos tentados de ocultar el daño si nos fuera posible?

En el libro “One hundred years” Sandy Woodward habla poco y nada del INVINCIBLE pero hace algunos comentarios que están relacionados con él. Con motivo del ataque al SHEFFIELD dice que si no se hubieran mostrado públicamente los resultados de ese ataque, lo cual no era necesario porque los pilotos atacantes no habían podido corroborar los daños, los argentinos no hubieran actuado de igual manera en los ataques posteriores. Otro comentario que hace es que al día 4 de Junio sólo quedaban tres barcos que no tuvieran ningún problema en la flota y nombra al HERMES, a la fragata MINERVA y a la PENELOPE. Luego lista los problemas o daños que padece cada unidad y se olvida de nombrar al INVINCIBLE. El buque no aparece entre los sanos pero tampoco entre los dañados, por lo que queda en un misterioso olvido. Para terminar con los dichos de Woorward también dijo en más de una oportunidad que en caso de perder uno de los portaaviones tendrían que haber desistido de hacer el desembarco.

Es de suponer entonces que los británicos tuvieran un protocolo preparado para el caso de que uno de los portaaviones fuera dañado al punto de quedar fuera de servicio.

¿Cuál podría haber sido ese protocolo a seguir?

En primer lugar tendrían que haber buscado la manera de seguir operando los medios aéreos. En este sentido tenían la ventaja de utilizar un avión de despegue vertical que no necesitaba de una pista para ponerse en el aire. La respuesta tenía que llegar por el lado de aprovechar todo lugar en donde pudiera aterrizar y despegar un HARRIER, y de hecho en esos días hicieron varias cosas en ese sentido:

- Se construyó una pista en San Carlos que estuvo operativa los primeros días de Junio.

- Se adaptaron los buques logísticos FEARLESS e INTREPID para poder reabastecer los HARRIERS.

- Es posible que también se haya utilizado un buque gemelo del SS ATLANTIC CONVEYOR como el SS ATLANTIC CAUSEAWAY con el mismo fin.

HARRIER en HMS FEARLESS en las costas de San Carlos
HARRIER en HMS FEARLESS en las costas de San Carlos
HARRIER en HMS FEARLESS en las costas de San Carlos
HARRIER en HMS FEARLESS en las costas de San Carlos
Click en la imagen para ampliar

Sin duda sería mucho más difícil operar los aviones desde varios lugares distintos que hacerlo desde un lugar centralizado como ser un portaaviones. Y también es justo señalar que en el caso de que el INVINCIBLE hubiera quedado fuera de servicio aquel 30 de Mayo, el despliegue de aeronaves en los momentos y días posteriores al ataque no sufrió ninguna merma respecto de lo visto anteriormente. Incluso a varios miembros de la Fuerza Aérea Argentina les asombraba la cantidad de aeronaves, sobre todo helicópteros, que la flota británica mantenía de manera casi constante en vuelo simultáneo.

La segunda parte del protocolo a seguir sería el ocultamiento del daño. Ya vimos antes que motivos para hacerlo tenían de sobra. ¿Pero cómo podrían haberlo hecho? ¿Es posible ocultar daños graves en un buque de 200 metros de eslora con mil tripulantes a bordo? Al menos Gran Bretaña tiene la capacidad para hacerlo. De hecho ya lo han hecho antes: en 2013 se desclasificó el documento sobre hundimiento del HMS DASHER acaecido el 27 de marzo de 1943.

70 años se tomaron para desclasificar el hundimiento de un portaaviones a pesar de los enfrentamientos con los familiares de los tripulantes que clamaban por el reconocimiento de la tragedia, y a quienes trataban de locos. En síntesis: capacidad e inteligencia suficientes para ocultar un evento de este tipo tenían.

Retomando lo que decíamos con anterioridad, no parece probable que el impacto de un EXOCET y la explosión de una, dos o tres bombas hubieran sido suficientes hundir el barco, pero sí para producirle importantes daños imposibles de reparar y ocultar a la brevedad. En este caso podría haberse tomado la decisión de hacer desaparecer el buque para reemplazarlo por alguno de sus gemelos. Uno de ellos, el HMS ILLUSTRIOUS, estaba a punto de entrar en operación y de hecho lo hizo el día 20 de Junio. Obviamente su construcción fue acelerada con motivo de la guerra. Otro tanto debe haber ocurrido con el tercer gemelo, el ARK ROYAL. La construcción de estos buques que había sido hecha con lentitud durante varios años, de pronto se aceleró sin que ya nadie se quejara de los exorbitantes presupuestos que demandaban.

En nuestra opinión, el Reino Unido tenía capacidad más que suficiente para reemplazar al INVINCIBLE por otra unidad gemela, ya sea agiornando el ILLUSTRIOUS para que se parezca el INVINCIBLE o finalizando la construcción del ARK ROYAL en modo INVINCIBLE, para luego construir otro ARK ROYAL en los años venideros.

Los detractores de esta hipótesis argumentan que existen muchas imágenes del INVINCIBLE posteriores al 30 de mayo, algunas de ellas en Julio del 82 mostrando de fondo el paisaje de las Malvinas, pero la nave que está en esas imágenes podría ser perfectamente el ILLUSTRIOUS reconvertido a INVINCIBLE. Y las imágenes del 24 de agosto del supuesto encuentro ILLUSTRIOUS / INVINCIBLE bien podrían ser posteriores, nada nos garantiza su fecha. No necesitamos siquiera pensar que pudiera ser un montaje. Con respecto a la entrada triunfal del INVINCIBLE en Portsmouth el 17 de septiembre, hay que señalar que es costumbre que los familiares de los tripulantes suban al barco cuando este vuelve de la guerra. Así se hizo en todas las unidades navales cuando regresaron de Malvinas, excepto en el INVINCIBLE en dónde sólo subió la reina a sacarse una foto con su hijo.

La reina Elizabeth II y el príncipe Andrew a bordo del
La reina Elizabeth II y el príncipe Andrew a bordo del
La reina Elizabeth II y el príncipe Andrew a bordo del
La reina Elizabeth II y el príncipe Andrew a bordo del "Invincible" el día del regreso
Click en la imagen para ampliar

Se dieron toda una serie de hechos, que si bien tomándolos fuera de contexto no demuestran nada, sumados a lo ya descripto hacen que lo más improbable sea que al INVINCIBLE no le haya pasado nada. Nombremos algunos:

- El mismo día del ataque, el 30 de Mayo por la tarde, el General Moore trasladó la sede del estado mayor a San Carlos.

- El día posterior al ataque, el 1 de Junio, Australia anuló la orden de compra que tenía por el INVINCIBLE. Si ya estaban en medio del conflicto, ¿no podía esperar Australia a que terminara la guerra para anular la orden? No, lo hicieron justo ese día. Además existe el agravante de que todos los artículos que había en internet sobre este asunto (al menos los que provenían de fuentes directas) fueron desapareciendo con el tiempo.

- También el mismo 1 de junio comienza la adaptación de los buques logísticos FEARLESS e INTREPID para poder reaprovisionar a los HARRIERS.

- Entre los días 2 y 3 de junio se traspasaron las cargas nucleares que portaba el INVINCIBLE a otros buques. Tuvieron tiempo de sobra para descargarlas antes y durante la guerra, pero se les ocurrió hacerlo justo dos días después de la fecha en que se sospecha que el barco fue atacado. La imágen que sigue a continuación está tomada del documento “Operación Corporate. Carriage of nuclear weapons by the task force group assembled for the Falklands campaing”, desclasificado en el año 2008. En el cuadro que está en la imagen se detalla el pasaje de armas nucleares de un barco a otro durante el conflicto de Malvinas. Según este documento, en el caso del INVINCIBLE, las cargas nucleares se trasladaron al RESOURCE el día 14 de Mayo y al FORT AUSTIN los días 2 y 3 de Junio. También allí se pueden ver pasajes de armas nucleares desde el SHEFFIELD y el COVENTRY justo en los días previos a que resultaran hundidos. Parecería ser que esas cargas nucleares se salvaron por los pelos de irse al fondo del mar... pero este es un tema que escapa al presente trabajo y que merecería un tratamiento aparte. El documento en completo puede descargar del enlace que está en la bibliografía.

Listado de movimientos de armas nucleares durante el conflicto
Listado de movimientos de armas nucleares durante el conflicto
Listado de movimientos de armas nucleares durante el conflicto
Listado de movimientos de armas nucleares durante el conflicto
Click en la imagen para ampliar

Y por supuesto está el relato de los pilotos argentinos. Este fue un elemento con el que no contaron los británicos cuando elaboraron el protocolo de actuación en caso de portaaviones destruido. Excepto el 1° de Mayo, los portaaviones se mantuvieron siempre fuera del rango de acción de los ataques aéreos con bombas convencionales, entonces los británicos creyeron que la única posibilidad de que se vieran afectados sería mediante un ataque con EXOCET. Lo que les rompió el esquema fue la inesperada llegada de los A4 detrás de la estela del misil.

Si no hubieran llegado los A4, nunca jamás nadie se hubiera planteado que este ataque pudiera haber tenido éxito alguno, todos los artículos escritos sobre el tema no existirían, y este tampoco.

Las molestas palabras de Ureta e Isaac son las que patearon el tablero.

Ahora veamos una cronología hipotética de cómo puede haber sido todo el tejemaneje de ocultamiento y reemplazo de barco. Por supuesto puede haber sido de otra manera, y se admiten pruebas en contrario.

30-5: Ataque. Resultado daños graves.

30-5: Más tarde. General Moore traslada la sede del estado mayor a San Carlos.

1-6: Australia anula la orden de compra.

1-6: Adaptación de los buques logísticos FEARLESS e INTREPID para reaprovisionar HARRIERS.

1-6: Traslado de dos HARRIER GR3 desde Ascención en vuelo con reabastecimiento.

2-6: Traspaso de cargas nucleares a otros buques.

14-6: Se firma la rendición.

15-6: Hermes se hace cargo de la defensa aérea. Al INVINCIBLE nadie lo ve. Supuestamente se va a reparar una turbina en alta mar.

20-6: El ILLUSTRIOUS es comisionado en Gran Bretaña. Supuestamente se va a hacer pruebas de mar, pero podría haber partido de inmediato hacia Malvinas. Después de un par de días de asentamiento de las máquinas, se pone a una velocidad suficiente como para alcanzar Puerto Argentino el día 3 de julio. En Ascención puede haber recibido los HARRIERS del ATLANTIC CAUSEAWAY o de otros buques. Estos HARRIERS eran los que estaban en el INVINCIBLE.

3-7: El barco que llega a puerto Argentino es el ILLUSTRIOUS pero los observadores no están calificados para determinar que no es el INVINCIBLE. Recientemente aparecieron algunos fotos de este supuesto INVINCIBLE pero todas son tomadas desde gran distancia no permitiendo observar los detalles claramente.

4-7: El Hermes parte de Malvinas.

27-7: El Hermes llega a Gran Bretaña.

17-9: El barco que “llega” a gran Bretaña es el ARK ROYAL que ya estaba en construcción al momento del ataque al INVINCIBLE. Su construcción se modifica imitando las características del INVINCIBLE: posición de la grúa, ausencia de PHALANX. Pero ojo que en las famosas imágenes del 17/9 en el lugar en que debería estar el PHALANX de popa hay un objeto que tapa justo ese lugar, como intentando camuflar algo.

Hay fotos de encuentros del INVINCIBLE con el ILLUSTRIOUS que supuestamente descalificarían esta cronología. Esas fotos tomadas en medio del mar bien podrían ser posteriores. Las únicas fotos que pueden ser tomadas como válidas son las que en el entorno hay algún elemento que no deje dudas respecto de la fecha. Por ejemplo la de la llegada del 17 de septiembre.

Por último teníamos un secreto a 30 años que resultó en documentos desclasificados parcialmente en el año 2008, como ser el BOI del ATLANTIC CONVEYOR que tiene tachada la parte correspondiente a los movimientos defensivos de los buques previos al impacto del EXOCET. También el año 2012 nos regaló una bitácora del INVINCIBLE adulterada como si ya hubiera pocos elementos sospechosos. Esto está demostrado en el trabajo de Miguel Ángel Silva: “30 de Mayo de 1982, ¿Invincible o Avenger?” (Enlace en la bibliografía).

Y al final, 90 años de secreto para el resto, lo que demuestra que aún hay muchas cosas relevantes escondidas.


5) Una hipótesis en donde todos digan la verdad

Lo que sigue a continuación no está escrito en ninguna parte. Es construcción propia. Vamos a permitirnos usar la imaginación. ¿Qué tal si intentáramos unir todos los documentos y relatos utilizados en el presente trabajo sin descalificar ninguno?

Empecemos por imaginarnos los cuatro SKYHAWKS en el momento en que se lanzan tras la estela del misil.

Cargados con las bombas su velocidad es de 420 nudos. A esa velocidad recorren 7 millas por minuto, lo que los llevará a recorrer en algo menos de 3 minutos las 20 millas que según los pilotos de los SUE los separan de su objetivo. Un minuto después del lanzamiento la estela del misil se esfuma en el aire delante de ellos y dejan de percibirla. Al minuto y medio empiezan a ver la silueta de un buque casi justo en el lugar en donde acaba de desaparecer el misil y enseguida empiezan a distinguir humo saliendo de ambos costados del buque. En ese momento el misil recorrió el doble de distancia que ellos y ya hizo impacto. Cuando ya llevan dos minutos de carrera el avión de la derecha explota. Ureta e Isaac no la han visto porque están a la derecha del ataque, pero si Vázquez y Castillo pudieran hablarnos nos dirían que a la izquierda había una fragata que disparaba su cañón de 4.5 pulgadas. Nunca sabremos si fueron esos disparos o el certero misil de la EXETER lo que derribó a Vázquez, pero los tripulantes de la AVENGER nos dijeron la verdad, ellos estaban ahí, cerca de la línea de ataque, aunque un poco desplazados a la izquierda. A este respecto sabíamos que el EXETER debía estar a 10 millas náuticas al oeste del núcleo de la flota y que esa distancia debía ser exacta si se pretendía que sus misiles prestaran la cobertura correcta. Pero la AVENGER no estaba atada al sistema defensivo. Había repostado combustible y se dirigía a San Carlos. No necesitaba estar en una posición exacta. Por eso los relatos que dicen que estaba a 7, 10 o 13 millas náuticas de la EXETER tampoco deben ser precisos, por esa razón podemos moverla en el esquema de nuestra hipótesis, para que lo que cuentan sus marinos y los pilotos atacantes coincida con el resto.

Ahora volvemos a meternos en las cabinas de los A4.

Dice Isaac que en los últimos segundos antes de llegar al buque, este ya estaba cubierto de humo casi por completo y que sólo se veía la superestructura. Diez segundos antes de llegar ve explotar el A4 de Castillo. Toma como referencia el centro del humo y lanza las bombas, aprieta el disparador de los cañones y esquiva la superestructura por la derecha porque considera que ya no llega a elevarse para pasarla por arriba. Después de alejarse haciendo movimientos evasivos, vira a la izquierda y sólo ve humo en el lugar donde estaba el barco.

Ureta no ve el derribo de Castillo por estar más adelantado. En su caso se ha desplazado más hacia la izquierda y para pasar sobre el blanco tiene que virar a la derecha por lo que lo enfrenta desde popa con un ángulo de 30°. Afirma haber pasado sobre un barco con superestructura desplazada a la derecha. Observó humo concentrado saliendo del centro de la superestructura. Luego del ataque también gira para mirar hacia atrás y sólo ve humo.

¿Hay alguna posibilidad de que la historia de estos pilotos sea cierta y que al mismo tiempo el INVINCIBLE no haya recibido daños?

Si les creemos, el humo que veían quería decir que el misil había impactado. A partir de ahí es imposible saber qué cantidad de bombas pueden haber impactado en el barco y cuantas explotado, pero sí tenemos la certaza del impacto del misil. Por pura lógica la única posibilidad de que sea cierta su historia y que al mismo el INVINCIBLE no haya recibido daños es que el buque atacado no haya sido el INVINCIBLE.

Entonces, ¿qué otro buque podría haber sido?

Obligatoriamente tiene que haber sido uno lo suficientemente semejante a los ojos de los pilotos como para haberlo confundido con el portaaviones. En primer lugar podría haberse tratado del HERMES pero aquí caeríamos en el mismo camino sin salida que con el INVINCIBLE: el HERMES no presentó daños al final de la guerra y además tiene el hándicap de haber regresado a Inglaterra el 21 de julio, casi dos meses antes que el INVINCIBLE, por lo que el tiempo disponible para hacer una reparación también fue mucho menor.

Podríamos pensar entonces en uno de los grandes barcos logísticos como el ATLANTIC CAUSEAWAY gemelo del ATLANTIC CONVEYOR. Esto tendría sentido si tenemos en cuenta lo que vimos anteriormente respecto de que el ATLANTIC CONVEYOR salvó al HERMES. Entonces podría haber sido utilizado uno de estos barcos para proteger al INVINCIBLE. Sin embargo nos encontramos con el problema de que ninguno de ellos tiene una superestructura desplazada hacia estribor, tal como relatan los pilotos argentinos que vieron ese día.

Hay un escrito muy interesante y extensamente documentado escrito por el Dr. Mariano Sciaroni, en donde nos informa que el día 3 de Mayo Estados Unidos ofreció el portaaviones USS EISENHOWER al Reino Unido. Informes de inteligencia desclasificados muestran la preocupación que había en Estados Unidos acerca de la capacidad del Reino Unido para recuperar las islas, sobre todo después del dubitativo comienzo de la guerra el día 1 de Mayo. Pero la oferta fue rechazada cuando los británicos se enteraron de que el buque les llegaría sin tripulación. Consideraban compleja la operación de un buque de semejantes dimensiones sin experiencia previa. Sin embargo en la misma nota en la que declinaban la oferta, preguntaban por la disponibilidad de un buque portahelicópteros clase IWO JIMA, de similares dimensiones a los portaaeronaves ingleses y ya preparado para la operación de HARRIERS. Según la información disponible la operación no se concretó pero... ¿y si por un momento especuláramos lo contrario?

Imaginemos la flota británica tal como la conocemos con los portaaviones y sus correspondientes escoltas, y un poco más hacia el este, en una posición alejada en donde nadie lo viera, un buque capaz de liberar a los saturados HERMES e INVINCIBLE de la engorrosa operación de los helicópteros, dejando sus hangares y cubiertas libres para mayor cantidad de HARRIERS.

Un buque solitario, casi fantasma, tal como lo vieron Ureta e Isaac, y con este perfil.

Perfil 3/4 trasero buque clase IWO JIMA
Perfil 3/4 trasero buque clase IWO JIMA
Perfil 3/4 trasero buque clase IWO JIMA
Perfil 3/4 trasero buque clase IWO JIMA
Click en la imagen para ampliar

Como podemos apreciar la vista desde popa no difiere demasiado de la presentada por el INVINCIBLE.

Los buques de la clase IWO JIMA, de los cuales se construyeron 7 unidades, estaban preparados desde 1975 para operar HARRIERS, y hay múltiples imágenes que lo certifican.

Harriers operando en buque clase IWO JIMA
Harriers operando en buque clase IWO JIMA
Harriers operando en buque clase IWO JIMA
Harriers operando en buque clase IWO JIMA
Click en la imagen para ampliar

Esta hipótesis nos soluciona varios problemas. En primer lugar nos libera de las teorías conspirativas para reparar en secreto al INVINCIBLE o para reemplazarlo por uno de sus gemelos. Por otra parte le hubiera resultado mucho más fácil a Estados Unidos reemplazar un buque clase IWO JIMA sin que nadie lo notara que a Inglaterra reemplazar al INVINCIBLE. De la clase IWO JIMA había mayor cantidad de unidades disponibles (7), por lo que se notaría menos su ausencia. Además la capacidad de Estados Unidos para construir unidades navales de gran tamaño es infinitamente mayor que la británica. Como ejemplo vale decir que entre 1943 y 1945 fueron capaces de construir nada más y nada menos que 32 portaaviones.

También así se disiparía una de las dudas que tenían algunos integrantes de la Fuerza Aérea Argentina, a quienes a partir del día 21 de mayo les llamaba la atención la cantidad de PACS simultáneas de HARRIERS (hasta 7) volando sobre Malvinas, a la par de una gran cantidad de vuelos de helicópteros. El entonces mayor Silva nos refiere que algunos de sus pares no creían que pudiera haber tantos vuelos simultáneos de helicópteros y que creían que eran señuelos.

Con un buque clase IWO JIMA entrando de incégnito en la escena ocurre lo milagroso: todas las piezas encajan, nadie miente, los marinos de la AVENGER dicen la verdad, los pilotos de los A4C dicen la verdad, y los que muestran al INVINCIBLE vivito y coleando también. ¿Hace falta algo más?

Sí, hace falta. Aquí reproducimos lo dicho por el príncipe Andrew en una entrevista reciente sobre su experiencia a bordo del INVINCIBLE en 1982. Hasta hace poco estaba el video en youtube, pero este tipo de cosas suelen desaparecer... Va textual en inglés para evitar traducciones dudosas.

”There are moments of hilarity that I remember. We were under missile attack one day and a friend of mine and I were trying to finish a Rubik’s cube and just as the missile attack was taking place, we completed it and we were told to lie on the floor, take cover on the deck with this completed Rubik’s cube between us. I always thought, imagine what people would have thought if something ghastly happened and two bodies were found with a Rubik’s cube between them. It brought home to me how fragile we are as human beings.”

Traducido sería:

“Recuerdo momentos de hilaridad. Un día estábamos bajo ataque de misiles y un amigo y yo tratábamos de terminar el cubo Rubik. Y justo cuando tuvo lugar el ataque de misil, lo completamos. Nos ordenaron acostarnos sobre la cubierta y lo hicimos con el cubo terminado entre nosotros. Siempre pensé, imaginé qué habría pensado la gente, si ocurría algo terrible y dos cuerpos eran encontrados con un cubo Rubik entremedio. Me hizo pensar que frágiles somos los seres humanos”.

Bueno, como acá a todo le sacamos jugo, también se lo sacaremos a estas frases de este “hilarante príncipe”.

El día 4 de mayo cuando se produjo el ataque al SHEFFIELD, según todos los documentos que analizamos, en el INVINCIBLE nunca creyeron que existiera una amenaza real. Por lo tanto ese día nadie hizo cuerpo a tierra en esa nave.

Con respecto al 25 de mayo, en otra entrevista, el propio príncipe Andew refiere que al momento de impactar los misiles en el ATLANTIC CONVEYOR, él estaba a bordo de su helicóptero y vio las sucesivas explosiones que sufría el buque, las cuales lanzaban trozos de metal a un cuarto de milla de distancia. Desde allí también vio como su propio barco, el INVINCIBLE, lanzaba una seguidilla de misiles SEA DART, los cuales se dirigían peligrosamente cerca de su ubicación al punto que temió que los derribaran. Por lo tanto ese día, al estar a bordo del helicóptero, tampoco pudo oír el “HIT ON DECK” si este hubiera sido propalado a bordo del INVINCIBLE.

Así nos queda que la anécdota del cubo rubik sólo puede pertenecer al día 30 de Mayo. Y se prestamos atención a las distintas versiones que relatan el ataque al SHEFFIELD comprobaremos que el “HIT ON DECK” o en criollo “cuerpo a tierra” sólo se propala cuando ya nada puede hacerse para que el proyectil impacte en la propia nave. Antes de eso debe declararse la AIR RED WARNING, alerta roja de ataque aéreo. Luego del AIR RED WARNING, se lama a ACTION STATIONS, puestos de combate, y al fin, sólo si nada da resultado, vamos al HIT ON DECK. No se grita HIT ON DECK si el radar detecta un punto en la pantalla a 20 millas de distancia, ni si se ve que el ataque va hacia otro barco, sólo se hace cuando te ves venir al avión, el misil o la bomba encima y ya no podés hacer nada para evitarlo. ¿Podría decirse más claro?


No podemos saber cuál de las cinco hipótesis expuestas es la correcta, pero nos atrevemos a predecir que la Royal Navy no volverá a ponerle el nombre INVINCIBLE a ningún otro buque. El futuro nos dará la razón… o no.

Y no olvidemos lo que dijo Napoleón: “No hay nada más falso que el informe de una batalla”.

 

Fernando Fontenla Felipetti - 23 de Marzo de 2020



El SUPER ETENDARD A202 que portara el misil el 30 de Mayo lanzando un EXOCET
El SUPER ETENDARD A202 que portara el misil el 30 de Mayo lanzando un EXOCET
El SUPER ETENDARD A202 que portara el misil el 30 de Mayo lanzando un EXOCET
El SUPER ETENDARD A202 que portara el misil el 30 de Mayo lanzando un EXOCET
Click en la imagen para ampliar


Bibliografía:

     - “Historia de la Fuerza Aérea Argentina”. Tomo VI, 1998.

     - “Historia de la Aviación Naval Argentina”. Tomo III, 1992.

     - Miguel Ángel Silva: “Reconstrucción del ataque al Sheffield”, 2009.
     Disponible en: http://www.radarmalvinas.com.ar


     - Miguel Ángel Silva: “30 de Mayo de 1982, ¿Invincible o Avenger?, 2014.
     Disponible en: http://www.radarmalvinas.com.ar


     - Gordon Brown: "Atlantic Conveyor. The third aircraft carrier", 2013-2017.
     Disponible en: http://www.atlantic-conveyor.co.uk/


     - Ministry of defense: “Operación Corporate. Carriage of nuclear weapons by the task force group assembled for the Falklands campaing”, declassified 2008.
     Disponible en: http://www.radarmalvinas.com.ar


     - Mariano Sciaroni: Un portaaviones yankee para la reina, 2014.
     Disponible en: http://190.12.101.91:80/jspui/handle/1847939/769


     - Sandy Woodward: “One hundred days”, 1992.

     - Gordon Smith: “Battle atlas of the falklands war”, 1989.

     - Nick Childs: “The age of Invincible”, 2009.

     - Commander-in-chief fleet. “Loss of SS Atlantic Conveyor. Board of inquiry”, 1982, declassified 2008.

     - Commander-in-chief fleet. “Loss of HMS Sheffield. Board of inquiry”, 1982, declassified 2008.

     - Commander-in-chief fleet. “Loss of HMS Sheffield. Report of Captain Salt”, 1982, declassified 2008.